Clifton Robina | #ConsejerosMasDigitales
16551
post-template-default,single,single-post,postid-16551,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

#ConsejerosMasDigitales

#ConsejerosMasDigitales

Published on 2019 M03 27

Ramón Freire – Digital Business TransformationFollow

Socio Clifton Robina, Consejero Independiente Digital, Transformación Digital, Eficiencia e Industria 4.0.

La mayoría de los consejeros deben tener unos conocimientos mínimos sobre las tecnologías emergentes y la transformación digital, ser ConsejerosMasDigitales

Estamos viviendo en una transformación profunda de las empresas y de la sociedad ligada a la Transformación Digital. Los consejeros como líderes de la empresa al máximo nivel, definen la estrategia y supervisan su implantación por el equipo ejecutivo, deben tener conocimiento de las nuevas tecnologías, donde aportan valor y ventaja competitiva para sus empresas, que riesgos y oportunidades presentan y como el modelo de negocio debe cambiar para seguir creciendo rentablemente. También tienen que ser capaces de saber como se aborda la Transformación Digital para poder aportar y supervisar al equipo directivo. No estamos ante el tipo de cambio con el que siempre hemos venido liderando, la transformación es a todos los niveles, profunda y exponencial. Implica cambios fundamentales en la capacitación de las personas, en el tipo de talento que necesitamos, en la cultura de la organización, en los productos y servicios, en la organización y en el modelo de negocio. El consejo tiene que saber como responder estratégicamente a las oportunidades y amenazas, para maximizar el valor para los inversores y el resto de los grupos de interés, así como asegurar la viabilidad futura.

Para adaptarse a los nuevos requerimientos cada consejo debe estudiar como responder a este nuevo reto de la transformación digital. Parece claro que la mayoría de los consejeros deben obtener unos conocimientos mínimos con respecto a las nuevas tecnologías pero no es suficiente y por tanto se deben tomar acciones adicionales como crear una comité tecnológico que asesore adecuadamente al consejo o nombrar un nuevo consejero independiente digital, CID, que se asegure que los consejeros reciben la formación e información adecuada, que apoye al CEO en la selección y priorización de tecnologías, que supervise para que exista un roadmap digital que cubra todos los aspectos, que apruebe los indicadores adecuados para seguir la transformación digital y sobre todo que se asegure de la incorporación de la tecnología en la estrategia de la compañía.

La Transformación digital

Nuestra sociedad y nuestras empresas están viviendo unos tiempos apasionantes de transformación y de cambio. Durante mi carrera profesional he vivido siempre bajo el cambio, ha sido siempre una constante, pero ahora la velocidad, profundidad y exponencialidad lo hacen totalmente diferente.

En los últimos años se ha producido la alineación de varias tecnologías que al ir madurando a lo largo del tiempo han permitido que entremos en la 4ª Revolución Industrial, principalmente debido a:

  • El alto poder de computación, de almacenamiento de datos y su acceso, todo a un precio que ha bajado mucho.
  • El desarrollo de las telecomunicaciones que nos permiten estar conectados en todo momento entre nosotros, con y entre objetos y con “la nube”.
  • La aparición de todo tipo de sensores muy reducidos y a unos precios muy asequibles.
  • El desarrollo de nuevos programas de software cada vez más sofisticados para todos los ámbitos y de la integración de sistemas.
  • El uso extendido de móviles, tabletas, pantallas y relojes todos ellos “inteligentes” que permiten llevar la tecnología a cualquier lugar para informarnos y tomar decisiones rápido.

Si a todo lo anterior unimos la sofisticación de otras tecnologías específicas como la inteligencia artificial, el blockchain, el Internet de las cosas, la realidad virtual y aumentada, la impresión 3D, los drones o la robótica colaborativa y además tenemos en cuenta el cambio de las expectativas de los clientes en cuanto a la experiencia de uso/compra, la capacidad de información, el contacto por cualquier canal, la inmediatez, la disponibilidad a cualquier hora, la personalización, el uso en vez de la propiedad, etc., llegamos a lo que hoy llamamos la Transformación Digital, que es la aplicación de las tecnologías y cambios descritos anteriormente a los procesos, sistemas, productos y modelos de negocio para ser más eficientes, generar más valor y en definitiva obtener más beneficio para las empresas y para la sociedad en su conjunto.

El Consejo y La Transformación Digital

La Transformación Digital y las Tecnologías Emergentes son uno de los retos más importantes a los que se enfrentan los Consejos de Administración de nuestras compañías puesto que están dando forma a nuevos modelos de negocio, nuevos productos conectados y creando nuevos ecosistemas de colaboración a nivel interno y externo pudiendo poner en riesgo la viabilidad futura y el crecimiento de la empresa si la estrategia y/o la implantación no es la adecuada.

Los consejeros como líderes de la empresa al máximo nivel, definen la estrategia y supervisan su implantación por el equipo ejecutivo, y por tanto deben tener conocimiento de las nuevas tecnologías, donde aportan valor y que riesgos y oportunidades presentan. Está claro que el liderazgo para la transformación debe partir desde arriba y que a medida que las compañías son más digitales van a requerir unos consejeros más digitales. Por eso los consejeros deben ser capaces de saber cómo se aborda la Transformación Digital para poder aportar y supervisar al equipo directivo. El consejo tiene que tener una agenda digital, ahora la tecnología hace que todo cambie muy rápido y por tanto los procesos de seguimiento y evaluación estratégica se deben acortar. El mismo consejo debe dar ejemplo al resto de la organización al adoptar portales digitales donde los consejeros puedan acceder a la información en tiempo real y de forma más sencilla haciendo más eficientes los consejos.

Alternativas del Consejo para afrontar el reto Digital

Parece que existen dos tendencias, una que piensa que lo de la tecnología y la transformación digital es un tema de TIC, del director de innovación, del responsable de transformación digital de la compañía, en definitiva, un tema puro del área ejecutiva y que el consejo debe estar atento a riesgos claros como el de la ciberseguridad pero que en definitiva es un tema más de técnicos. Por otra parte, está la tendencia que he venido apuntando durante todo el desarrollo del artículo que piensa que la Digitalización tiene la importancia suficiente como para que el consejo tenga una agenda digital y se preocupe en primera persona por los riesgos de disrupción del modelo, el liderazgo del CEO en temas digitales, las nuevas formas para estar más cerca de los clientes, la priorización e implantación de nuevas tecnologías emergentes, el cambio hacia una cultura más ágil y la estrategia de talento 4.0 de la compañía.

Yo defiendo este segundo punto de vista y considero que para adaptarse a los nuevos requerimientos cada consejo debe estudiar cómo responder a este nuevo reto de las tecnologías emergentes y de la transformación digital.

Parece claro que la mayoría de los consejeros deben obtener unos conocimientos mínimos con respecto a las nuevas tecnologías de manera que puedan entender y estar de acuerdo con los planes de los directores para seguirlas, priorizarlas en función del impacto en la organización y referirse a ellas en las revisiones estratégicas que se realicen para saber como vamos respecto a los competidores, los de siempre y las startups, así como donde se requieren cambios en la estrategia por las nuevas tecnologías.

Si se considera que no es suficiente, se deben tomar acciones adicionales:

  • Crear un comité tecnológico, con expertos internos y/o externos que asesore adecuadamente al consejo.
  • Nombrar un nuevo consejero independiente digital, CID que se asegure que los consejeros reciben la formación e información adecuada, que apoye al CEO en la selección y priorización de tecnologías, que se asegure que están bien identificados los problemas que queremos resolver, que supervise para que exista un roadmap digital que cubra todos los aspectos incluyendo una estrategia talento 4.0, que apruebe los indicadores adecuados para seguir la transformación digital y sobre todo que se asegure de la incorporación de la tecnología en la estrategia de la compañía. El CID es primero consejero independiente, con todo lo que ello conlleva, y luego, es también digital, no se trata de una figura meramente técnica, debe conocer ambos mundos.

Cuanto más familiarizado este el consejo con las tecnologías emergentes y con la transformación digital más fácil será llevar la tecnología a la estrategia y supervisar el avance en los planes acordados para dirigir la empresa hacía un futuro mucho más digital y de crecimiento rentable.

 

Ramón Freire García – 27-03-2019

Socio de Clifton Robina, Consejero de Empresas, Miembro del I-CA, Master en TE e I4.0, MBA y Ldo. ADE. rfreire@clifton-robina.com

No Comments

Post A Comment

Transformamos la compañía contigo, estamos a tú disposición